El Análisis Bioenergético

El Análisis Bioenergético (o Bioenergética) es una terapia psicocorporal que utiliza la base del estudio caractereológico de Wilhelm Reich y que fue desarrollada por Alexander Lowen y John Pierrakos.

El segundo originó otro enfoque, denominado “Coreenergética”, mientras que Lowen permaneció en el desarrollo de esta terapia.

La base de Reich y Lowen y, por tanto, de la Bioenergética, es que el cuerpo recibe y almacena los impactos emocionales dentro de la estructura muscular, lo que genera la tensión, normalmente cronificada en el paso del tiempo, dando lugar a los bloqueos energéticos (rigidez, inmovilidad, molestias, dolencias…).

Esta tensión, o contracción, reduce la expresión natural del organismo: se reprimen las emociones consideradas negativas, se inhibe la libre expresión de las mismas y se bloquea la naturalidad y espontaneidad.

A través de la terapia y los ejercicios de bioenergética, se exploran dichas tensiones, los bloqueos o los cortes energéticos del cuerpo, para devolver la salud al organismo:

  • Respiración favorece la entrada de oxígeno y la asimilación del mismo, aumenta la capacidad pulmonar, incide en la respiración abdominal (o diafragmática).
  • Articulaciones recupera la movilidad en las articulaciones, favorece la corrección postural.
  • Musculatura alivia y reduce las contracciones de los músculos, trabaja las cadenas musculares, mejora el tono muscular.
  • Fascias alivia las contracciones que se producen en las fascias que, aunque sean plásticas, también sufren y reflejan la tensión.
  • Sensaciones mejora la percepción e identificación de las sensaciones corporales, básicas para atender las necesidades primarias.
  • Expresión permite y favorece la expresión de la personalidad a través del cuerpo, mejora la coherencia emociones-mente-cuerpo (siento-pienso-hago).
  • Emociones favorece la expresión natural de las emociones, cualquiera que sea su índole, integra las emociones a través de vivencia de las mismas.
  • Integración sin necesidad de explorar el aspecto psicológico, permite integrar las vivencias bioenergéticas con la historia personal pasado-presente, para tratar el trauma (o cualquier otra situación) de un modo holístico.
  • Placer y sexualidad explora, promueve y facilita la conexión del cuerpo con el placer y el disfrute, como vehículos para vivir la vida plenamente.
  • Bienestar general al trabajar físicamente con la expresión, la descarga y las emociones, la Bioenergética favorece un bienestar auténtico en el interior de la persona, ya que se libera de una carga soportada durante mucho tiempo. Dicho de otro modo, se quita un pesado lastre.

Publicación

21 de Octubre de 2015


Enlaces de interés