¿Qué es la Bioenergética?

El Análisis Bioenergético de Alexander Lowen o, simplemente, Bioenergética, surge como una terapia psicocorporal que aúna cuerpo-emoción-mente para sanar los conflictos del alma a través del cuerpo físico. Veamos cómo funciona nuestro cuerpo y para qué nos puede ayudar esta psicoterapia corporal.

el cuerpo como mecanismo de defensa

Nuestro cuerpo nos ofrece las sensaciones y alberga las emociones que experimentamos. De una manera muy sencilla: nuestro cuerpo es el contenedor emocional de lo que nos sucede. Y, siendo dinámico como es, se adapta a las cirscunstancias y las situaciones con el fin de cuidarnos y protegernos, desde que nacemos hasta hoy.

Gracias a esta mayor comprensión del cuerpo y su dinámica sabemos que se van formando bloqueos y microbloqueos en la musculatura cuya misión es contener (reprimir) las emociones que hemos aprendido que no son “buenas” o que “no se deben expresar”. De tal forma que, a medida que crecemos, nuestro cuerpo se estructura con estos bloqueos dando forma a la llamada “coraza muscular”.

La misión de estos bloqueos en forma de “coraza muscular” es rechazar las emociones negativas que llegan del exterior y, también, reprimir las nuestras. ¿Cuál es el gran problema?

  • se reprimen tanto las emociones “malas” como las “buenas”,
  • desaparece el movimiento espontáneo y natural,
  • las rigideces cronificadas dan lugar a trastornos psicosomáticos,
  • se reduce la capacidad respiratoria y cardiovascular, por tanto, la vitalidad,
  • se reprime también el deseo e interés sexual,
  • hay una gran desconexión de nuestras sensaciones y emociones,
  • convertimos nuestro cuerpo en nuestra cárcel.

la Bioenergética, una respuesta saludable

Es aquí cuando la Bioenergética puede ser de gran ayuda, pues incide en estos aspectos de forma directa y práctica. Mediante el enfoque terapéutico desde el cuerpo se alcanza la resolución de los conflictos emocionales y la integración de “lo que siento” con “lo que pienso” y “lo que hago” finalmente.

Tanto en una terapia individual como grupal, es gracias a los ejercicios bioenergéticos que podemos explorar nuestro mundo emocional, su localización en nuestro cuerpo y sentir dichas emociones para comenzar a liberar a nuestro organismo de la tensión, la represión y la rigidez.

Un cliente de unos 50 años acudía a consulta con un gran vacío existencial tras años dedicándose a la enseñanza. Su postura era rígida, contenida, le pedía que se pusiera cómodo, lo intentaba pero podía percibir la tensión en sus hombros, brazos y manos así como en sus piernas. Disfrazaba su rabia reprimida con la mirada fija, ojos abiertos y mandíbula y labios apretados. Sin embargo, su voz era suave, de un volumen que costaba oír. Me di cuenta que su garganta también estaba apretada, con gran dificultad para expresarse.
En su historia, aparecían unos padres exigentes al mismo tiempo que preocupados, rozando lo asfixiante.
Durante años, sus piernas no han tenido estabilidad porque se lo han dado todo hecho antes de que lo necesitara, no hay vitalidad ni equilibrio. Sus brazos están colgados del tronco, sin fuerza para coger lo que necesita porque ni siquiera sabía qué necesitaba. Su voz estaba asfixidada. Y, sin embargo, su rostro estaba cargado de ira por no haber podido manisfestarse.
Centramos los ejercicios de Bioenergética en la distensión de su cuello (gargante, nuca) y rostro (ojos, mandíbula), en la carga de sus pies y piernas y enraizamiento, y en sentir y expresas su rabia acumulada a través de sus brazos.
Al tiempo, sin dejar de trabajar en la enseñanza decidió atender sus aficiones olvidadas y dedicarse a disfrutar de lo que también le gusta en su vida.

Este es un ejemplo que he querido ilustrar para comprender mejor el funcionamiento de esta terapia. En el apartado Bioenergética podrás encontrar más información sobre sus aplicaciones.

En definitiva, los beneficios del Análisis Bioenergético son:

  • te conecta con tu cuerpo y sus sensaciones,
  • te alivia o incluso deshace las tensiones y rigideces en tu cuerpo y, por tanto, el dolor derivado de ellas,
  • recupera emociones reprimidas a lo largo de tu vida para que puedas experimentarlas de forma segura,
  • te permite expresar dichas emociones, desde tu cuerpo y tu voz,
  • te ayuda a desbloquear zonas de tu cuerpo que estaban “petrificadas”,
  • te integra como Ser Humano: mente-cuerpo-emoción,
  • te ayuda a vivir tu sexualidad desde el placer, el deseo y el afecto,
  • sirve para conocerte mejor y profundizar en tu estructura corporal y tu personalidad,
  • incide en tu respiración, activa tu circulación y fomenta tu bienestar,
  • resumiendo: despierta tu vitalidad y tus ganas de vivir.

En próximos artículos aportaré más información sobre esta herramienta, así como sus orígenes. Muchas gracias por vuestra atención.


Publicación

3 de Junio de 2015


Enlaces de interés