Meditación por la Madre Tierra

El 22 de Abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra (o Día de la Tierra). Desde muchos lugares e instituciones, este día se usa para concienciar sobre los recursos que ofrece nuestro planeta y sobre los cuidados que necesita para poder seguir disfrutando de él en generaciones venideras.

Esta es una meditación para agradecer a nuestro hogar todo lo que nos ofrece:

Poco a poco, usa tu respiración para visualizarte en un lugar en la naturaleza. Lo vas trayendo a tu mente, a este momento, se va formando ante ti.

Empiezas a caminar por este lugar, dando un placentero paseo con los pies descalzos. Tus sentidos se agudizan, se potencian, perciben más de lo que nunca han percibido.

Caminas y sientes bajo tus pies la huella que van dejando. A cada paso que das, entras en contacto con la tierra. Y a cada paso, sientes como por tus pies y tus piernas asciende su energía vibrante.

Tus oídos escuchan sonidos nuevos, que resuenan y se expanden por todo tu cuerpo. Con cada sonido nuievo, alcanzas un estado de bienestar mayor que el anterior.

Vas mirando a tu alrededor, admirando un paisaje de maravillosa belleza , lleno de vida, de fuerza y de energía. Desde el detalle más sutil y delicado hasta la visión más impactante. Todas estas imágenes te rodean, te bañan, te nutren.

Disfrutas de los olores que llegan hasta ti, agradables fragancias que transporta la brisa. Respiras este aire que penetra en tus pulmones y, desde ahí, a cada célula de tu cuerpo.

Saboreas todo lo que te ofrece este lugar, rico en variedad, sabor y sensaciones. Es un regalo que la Madre Tierra te hace a ti, tú que estás paseando por este lugar sagrado.

Respira todo esto, impregna tu Ser de todas estas sensaciones. La Madre Tierra, gentil y generosa, te las ofrece a ti, que eres únic@, así como el mayor regalo que puedas tener: la vida. Sensaciones en armonía con tu entorno y la naturaleza, con otros seres humanos, con nuestros compañeros de viaje: los animales y las plantas, y aún más importante, en armonía contigo.

Abrázate a ti mism@, abraza este lugar sagrado. Agradece a Gaia, la Madre Tierra todo lo que te ofrece, y agradécete a ti el poder estar ahí.

X
X

Pedir cita

Puedes llamarme al 625 28 55 83 o rellenar esta solicitud: