Meditación por la PAZ y la No-Violencia

Cada 30 de Enero se celebra el “Día Escolar por la Paz y la No-Violencia” que, junto al 2 de Octubre, “Día Internacional de la No-Violencia”, promueven y conciencian a jóvenes y adultos de la importancia de una sociedad sin violencia así como de la necesidad de procurar la Paz y fomentar una actitud pacífica.

Has llegado hasta aquí por un motivo. En ti está la posibilidad, el cambio. Inspira profundamente y lleva el aire a tu vientre. Repite sin esfuerzo esta respiración. A medida que transcurre, focaliza tu atención en esta zona de tu cuerpo. La fuerza y la vitalidad nacen aquí. Visualiza cómo se concentran en tu vientre, con un color cálido, entre naranja y amarillo. Lleva esta energía a cada rincón de tu cuerpo, que fluya libremente. Siente cómo se reparte. A medida que respiras con el vientre, llevas más energía a tu cuerpo, que se nutre de poder. “Poder” para hacer.

Ahora concéntrate en tu cuello y tu cabeza. Respira con normalidad, sin forzar. Como si quisieras mirar hacia arriba, enfoca tus ojos en el centro de tu frente. Es aquí donde se despierta la sabiduría consciente. Recréate en esta zona, de colores azulados. Y, como si de un arroyo se tratase, deja que esta sabiduría corra por todo tu cuerpo, sorteando obstáculos y filtrándose por cada célula. Así, todo tu cuerpo se baña de conciencia. “Conciencia” para ser.

En este momento, te concentras en tu pecho. Tomas aire y llenas tu caja torácica. Enfoca toda tu atención en tu corazón. El Amor y la empatía crecen aquí. Con cada inspiración, puedes llenar aún más tu pecho, y éste se va abriendo con facilidad dejando un color verde brillante. Cuando tu pecho esté lleno, deja que rebose Amor hacia las demás zonas de tu cuerpo, suave y ligeramente. Con cada inspiración, tu pecho se llena de nuevo, llevando más y más Amor a cada parte de ti. De esta forma, impregnas tu cuerpo con esta capacidad. “Capacidad” de sentir.

Respiras profundamente y permites que la fuerza, la sabiduría y el Amor se integren en ti, agradeciendo los poderes que te otorgan para estar en el mundo. Y te repites el mantra “Om shanti”. Paz para mí y Paz para los demás.

“El Amor es la fuerza más humilde, pero la más poderosa de que dispone el mundo.”
— Mahatma Gandhi
Político indio y abogado, 1869 - 1948

Gracias por tu participación.

X
X

Pedir cita

Puedes llamarme al 625 28 55 83 o rellenar esta solicitud: