Pérdidas y duelo

La pérdida de un ser querido no siempre es fácil de superar. Ya sea por un motivo u otro podemos sentirnos muy desamparados o desubicados si no sabemos elaborar adecuadamente el duelo correspondiente.

Has perdido a alguien recientemente o hace años, y aún te sientes mal, vací@, furios@ o culpable. Es como si no pudieras avanzar, o como si no tuvieras derecho. Puede ser un fallecimiento tras una larga enfermedad o algo inesperado, de un familiar, un buen amig@, alguien importante, incluso tu animal de compañía.

Cada circunstancia es diferente, si se trata de un padre o de un hijo, si llevaba tiempo enfermo o si ha sido un traumático accidente... Sin embargo, para ti, aprender a manejar el dolor que provoca esta pérdida es vital para continuar con tu vida, integrando esta experiencia de manera progresiva, coherente, amorosa y saludable.

¿Qué es un duelo?

Los duelos son procesos naturales por los que pasamos tod@s para adaptarnos a la nueva situación tras una pérdida como es una muerte (también se produce un duelo en la ruptura de pareja).
Cada un@ lo vive desde sus propias sensaciones, emociones y pensamientos, en menos o más tiempo, teniendo en cuenta cuánto significa la persona que ha fallecido.

Etapas del duelo

Junto a la pérdida se experimentan diferentes e intensos sentimientos, dando lugar a periodos o etapas por los que se pasa durante el duelo:

  • Negación: se niega lo sucedido porque cuesta aceptarlo, es como si no fuera real, como si no estuviera ocurriendo. Podemos decirnos “es como si fuera a aparecer por la puerta”, reviviendo en nuestra mente momentos que parecen reales. Negarse la pérdida o desmentirla hacia los demás podría provocar fuertes situaciones de ansiedad.
  • Rabia: se experimenta frustración o ira hacia uno mism@ por “no haber hecho lo suficiente” o “no haberlo evitado”, también pueden ser sentimentos de enfado hacia el difunto por el mismo hecho de haber fallecido, así como indiferencia. Se trata de buscar responsabilidades, “alguien tiene que pagar”. Sin embargo, suelen devenir la culpa y la tristeza.
  • Tristeza: se instala la pena y la desesperanza, se rememoran recuerdos, se puede sentir “por qué te has ido” o “qué va a ser de mí sin ti”. Es un periodo depresivo que irá suavizándose, donde se puede perder el sentido de la vida, o conectar con un profundo vacío.
  • Aceptación: se acaba aceptando la ausencia, asumiendo que aceptar no es olvidar, es decir, no significa que no se recuerde a ésa persona o que no duela su marcha. Sin embargo, aceptar la pérdida permite seguir adelante, teniendo en el recuerdo a ése ser tan importante.

¿Cómo superar una pérdida?

Lo importante es que puedas experimentar la pérdida desde la conciencia y el amor a ti mism@ y a tu ser querido.
Cuando se acaba por resolver la culpa, el enfado y la tristeza, se puede convivir con la pérdida desde el sincero agradecimiento: por quién fue, por lo que te ofreció, por lo que aprendiste y por lo que te permitió que le dieras.

Desde una visión humanista, el duelo pasa por estar en paz con uno mism@ y con la persona que ha fallecido. Para ello es preciso permitirse expresar el enfado y la culpa, aprender a perdonar y perdonarse a sí mism@, e integrar la despedida desde el perdón y la gratitud. Es un proceso amoroso tanto hacia quien ya no está como hacia uno mism@.

En estas situaciones, la terapia es de gran ayuda para superar las pérdidas de un ser querido.

¿Cómo puede ayudarme la terapia?

La terapia te sirve de ayuda para:

  • reducir los intensos sentimientos que te angustian y te hacen sentir mal,
  • expresar progresivamente tus emociones y tus pensamientos,
  • sentirte más cómod@ con tus emociones encontradas (de crítica, de culpa...),
  • aprender a convivir con tu estado interior, tu baja energía y tu anhelo,
  • aceptar la ausencia y lo que implica para ti,
  • poder agradecer a tu ser querido todo lo que te ha aportado,
  • mirar hacia el futuro reconstruyendo tu vida desde el amor, el recuerdo y la gratitud.

En mi experiencia personal también he pasado por diversas pérdidas, que me ayudan a poder empatizar y comprender con más facilidad a quién vive un duelo.
Estoy para acompañarte en tu proceso de pérdida, desde la comprensión, el afecto y la serenidad.
Puedes pedirme una cita cuando sientas que es tu momento. Será un honor estar a tu lado en este difícil momento.

Juan Fco. Díaz
Analista Bioenergético TPC
Terapeuta formado en Gestalt, Eneagrama y PNL

Perdidas Duelo Malaga

X

Pedir cita

Puedes llamarme al 625 28 55 83 o rellenar esta solicitud: